martes, 12 de mayo de 2020

Reseña: La Mujer de Negro de Susan Hill

 

Cuando el joven abogado Arthur Kipps recibe el encargo de viajar a un pueblo remoto del interior rodeado de marismas brumosas para asistir al entierro de una anciana no puede ni imaginar lo que le espera, y sólo ve en ello la posibilidad de progresar profesionalmente, lo que quizá le permita finalmente casarse.

Mientras intenta poner orden en el legado de la difunta, empieza a ver una extraña aparición y se introduce en una historia que los lugareños intentan olvidar: la de una madre soltera que tuvo que dejar a su hijo al cuidado de su hermana, pero el niño se hundió en las marismas mientras su madre biológica lo miraba todo impotente desde su ventana. Según dice la tradición, siempre que alguien ve al espectro de la madre, muere un niño, y a la larga Arthur Kipps comprobará en su propia familia hasta qué punto esa tradición es cierta.

Susan Hill demuestra conocer muy bien tanto los elementos más recurrentes de la novela gótica como los mecanismos que hacen que resulten tan efectivos. Sin embargo, su verdadero talento consiste en dotar de una modernidad asombrosa todos estos recursos y conseguir que el lector se sorprenda y atemorice como si fuera la primera vez que lee una historia de fantasmas.

Tras haber vendido más de un millón de ejemplares en todo el mundo, llevada a los escenarios reiteradamente y con enorme éxito, y adaptada tanto a la radio como a la televisión, esta estremecedora historia ha sido adaptada para la gran pantalla en una espectacular versión dirigida por James Watkins y protagonizada por Daniel Radcliffe.



La verdad es que he de admitir que aunque soy una enamorada de la literatura de terror y de una de sus vertientes más clásica, la novela gótica no conocía esta novela. Hace algún tiempo que andaba buscando alguna historia sobre fantasmas del género y me topé con La Mujer de Negro de Susan Hill, cuya sinopsis terminó de convencerme y darme el empujoncito final para ponerme con su lectura.

Posteriormente seguí averiguando y conocí que la novela tuvo dos adaptaciones cinematográficas, una realizada para la cadena británica ITV en 1989, y protagonizada por Adrian Rawlis, y la segunda realizada por Daniel Radcliffe en 2012. Espero poder comentaros en breve mi opinión sobre ambas, ya que solamente he podido ver los trailers y parecen algo distintas de la novela, pero eso no resta en mi interés por verlas.


Y ahora vamos con la novela de Susan Hill… aunque no voy a contar demasiado porque no me gusta destripar libros y, como ya he dicho antes, ya bastante desvela la sinopsis del libro.

La-Mujer-de-Negro-Susan-Hill-Edhasa
La mujer de negro es una novela no demasiado extensa y ambientada en las primeras décadas del Siglo XX, donde su protagonista, un maduro Arthur Kipps, socio de un prestigioso despacho de abogados, nos relata en primera persona los acontecimientos que cambiaron su vida años atrás, cuando era un joven abogado que buscaba la forma de abrirse paso y escalar posiciones en el bufete.
Su afán por conseguir un salario más elevado que le proporcione una posición social más elevada y además poder casarse con su prometida hace que no tenga demasiados reparos en aceptar un encargo algo extraño. 

Con este objetivo en mente, un alegre y decidido Kipps acepta el encargo de su jefe de viajar desde Londres a Crythin Gifford, un recóndito pueblo al que debe acudir para hacerse cargo del papeleo y los trámites que conllevan la muerte de una de sus clientas, la anciana Alice Drablow, para lo que debe pasar unos días alojados en la Mansión Eel Marsh, de la que era propietaria y que se encuentra situada en una zona pantanosa y unida a tierra firme por un camino que desaparece al subir la marea. 

Un pueblo atemorizado que le rehuye, una mansión austera y anticuada, una extraña niebla que envuelve todo cuando sube la marea y una inquietante mujer de negro son el marco donde comienza a desarrollarse una amenazante historia que llevará al límite a Arthur Kipps y al lector mientras descubren juntos un oscuro secreto. 


No es una obra que deslumbre por sus sobresaltos, ni por su originalidad, pero si que lo hace porque es admirable que la autora haya podido seguir punto por punto y de forma tan correcta todas las pautas y características de la novela de terror gótico clásica, consiguiendo un relato fantasmal que encaja perfectamente en el género gracias al suspense y al terror psicológico que consigue impregnar en todas y cada una de sus páginas. Sus detalladas descripciones, sus tétricos escenarios, los funestos acontecimientos y una perfecta narración en primera persona hacen que el lector entre en la historia casi sin darse cuenta. 

La brevedad de la novela hace que sea rápida en su lectura y consiga hacer caer al lector en el aburrimiento en ningún momento.

Una novela ideal para los amantes de los clásicos del género o para esos lectores asustadizos que no disfrutan del terror actual y no buscan momentos truculentos o escenas sangrientas, ya que esta historia se basa más en las sensaciones, la puesta en escena y el suspense desde el punto de vista más psicológico.

Por encima de todo, y aunque suene repetitivo, creo que esa sinopsis hace un flaco favor al lector que desee descubrir la historia página a página, ya que sólo le falta contarnos el final de la novela, y es que es como esos trailers de cine que te cuentan todo y cuando ves la película queda poco por descubrir. Suerte que este género literario se basa más en las sensaciones y que, a pesar de leer ese compendio de spoilers, nos seguirá sorprendiendo página a página.
El segundo pecado capital creo que es la portada. Si, lo siento, eso de ver actores, carteles de películas o escenas de las mismas me parece horrible se mire como se mire, y creo que pocas veces sale bien. Así que creo que cualquier otra portada me hubiese maravillado en comparación con la actual.

Una historia breve y sumamente recomendable, escrita al más puro estilo de la novela gótica que hará las delicias de todo tipo de lectores, incluso de los no demasiado asiduos al género del terror, y es que podría compararse a esos relatos tétricos tan típicos y necesarios de la época de Edgar Alla Poe o Maupassant, que en su época helaron la sangre a más de uno, pero en la actualidad podrían ser cuentos de terror para contar entre amigos junto a una fogata o una chimenea.


HAZTE CON UN EJEMPLAR
DIGITAL       EN PAPEL

9 comentarios:

  1. Hace ya bastante que lo leí (después de ver la peli) y me gustó mucho el estlo de Susan Hill, tengo otros libros con cuentos cortos que estoy deseando leer. Gracias por la reseña!
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Cuando salió la película estuve a punto de leer el libro varias veces y al final ni lo leí ni vi la peli, pero sigue teniendo algo que me atrae y, cada vez que lo veo, pienso que tengo que animarme. Algún día caerá seguro.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. Hola Eva!!
    Apúntada! Esta muy interesante, gracias por la reseña.
    Besos💋💋💋

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Yo no suelo animarme con libros de este tipo así que, sintiéndolo mucho, en esta ocasión no lo llevo anotado. Un besote :)

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! Lo conozco por la adaptación, aunque nunca llegué a verla porque la verdad es que este género no es para mí. No creo que en esta ocasión me anime.

    Un beso, nos quedamos por aquí como nuevas seguidoras.

    ResponderEliminar
  6. Hola
    Esta fue de las obras que me leí cuando me sentía valiente y la disfruté a lo grande ¿sábes como la disfrutas más? En teatro, la vi dos veces y consiguieron ponerme los nervios de punta, las películas todas recomendables.. en resúmen.. sigue siendo grande
    Un bes💕

    ResponderEliminar
  7. Buenaas!
    Pues conozco el libro por la película pero ni la he visto, ni lo he leído, no se si me anime por ahora >.<
    Gracias por la reseña <3

    ResponderEliminar
  8. Me gustó mucho, la encontré de corte muy gótico.
    Juraría que hay otra peli más, después de la de 2012.

    Besotes

    ResponderEliminar

Y tú ¿qué piensas?
¡Me gustaría mucho saberlo!
¡Anímate a comentar! ♥Tu opinión es muy importante para mí♥

Me hacen tanta ilusión que leo todos y cada uno de ellos SIEMPRE.

Sin embargo y aunque en general suelen ser bienvenidos todos los comentarios y todas las opiniones, me reservo el derecho de eliminar aquellos que me parezcan malintencionados o cuyo único fin sea la autopromoción.

Besos y ¡gracias de nuevo!